CANCELAR
www.m-noticias.com Sábado 17, de Noviembre, 2018
Portada La “vulgarización” de los medios de comunicación
La “vulgarización” de los medios de comunicación TAMAULIPAS. 10 de Julio del 2017

Por: Diego Leto Rentería

Alfonso Sánchez-Tabernero, catedrático de Empresa Informativa  y actualmente rector de la Universidad de Navarra, España, es autor del libro “Los contenidos de los medios de comunicación. Calidad, rentabilidad y competencia”, donde hace interesantes planteamientos sobre cómo ha ido cambiando el contenido de los medios.

Entre sus conclusiones se encuentran que, “han aumentado las voces que critican la evolución de los medios de comunicación porque proliferan las informaciones superficiales; los contenidos de entretenimiento se deterioran y la obsesión por mejorar la rentabilidad de las empresas de comunicación, ocasiona que no pocos directivos estén más atentos a reducir costos que a mejorar la calidad de su información”.

En sus orígenes, los medios de comunicación fueron concebidos como una herramienta de información.

Actualmente, se supone que, entre sus funciones está entretener, informar y educar.

En la era digital en la que vivimos y gracias a la globalización, la función de los medios de comunicación ha cambiado radicalmente y no hay quien la regule.

Las páginas, ahora digitales, están llenas de contenido superficial, de noticias de momento sin importar que muchas veces se esté degradando a alguien.

Las plataformas se han convertido en una corte virtual injusta para todos.

No importa cuál sea la especialidad de un medio, las notas de mofa, exhibiendo y perjudicando personas son las primeras en aparecer, las más vistas y las más buscadas, y todos tenemos responsabilidad en esto.

Los medios de comunicación solo son una herramienta que muestra la clase de sociedad tan degradada en la que nos hemos convertido.

Todos estamos expuestos a ser  la mofa de alguien en cualquier momento, porque la privacidad ya no existe.

Cualquier persona con un dispositivo electrónico puede grabar a otra y subirla a las redes sociales, donde seguramente lo destrozarán. Y los medios de comunicación están haciendo su gran contribución a retratarnos como una sociedad intolerante, juez implacable, insensible, que no tiene reparo alguno en compartir información que denigre a alguien.

Los controles de contenido de Facebook, por ejemplo, una de las redes sociales más utilizadas en  el mundo, que apenas el mes pasado informó haber alcanzado los 2 mil millones de usuarios, se limitan a derechos de autor y contenido para adultos, todo lo demás puede aparecer sin problemas publicado en sus páginas.

Y es ahí mismo, en sus páginas, donde también ha aparecido un sinnúmero de información que da cuenta de personas que han sido víctimas del escándalo, de la exhibición de un tercero y las cosas han terminado tan mal que los ha llevado al suicidio.

Pero a todos parece no importarnos. No hay tiempo para eso, ni sensibilidad, ni empatía para detener una publicación que perjudique a alguien.

Es un tema de fondo que tiene que ver con los valores, con la ética, con el respeto, con la sensibilidad para detenernos antes de compartir información que puede ser perjudicial para alguien.

Es temerario para cualquiera pensar en la posibilidad de ser exhibido.

Las noticias degradando a una persona nos llevan a reflexionar sobre las circunstancias en las que vivimos actualmente y el tipo de sociedad que dejaremos para las futuras generaciones.

La regulación en los medios de comunicación sigue siendo una asignatura pendiente, no solo para las autoridades, sino para la sociedad misma.

Redes Sociales
En Medios Casa Blanca regresa acreditación a peri... Huracán Willa y Vicente impactarán cos... Abre Felipe consulta sobre... ¡su barba! Así luce Batwoman de Ruby Rose, la prim... Por discriminación, enfermos mentales e...