CANCELAR
www.m-noticias.com Martes 12, de Diciembre, 2017
Portada VIVE, biografía autorizada de Alejandro Sanz sale mañana a la venta
VIVE, biografía autorizada de Alejandro Sanz sale mañana a la venta MADRID ESPAñA, INTERNACIONAL. 22 de Noviembre del 2017

El libro relata 26 años de éxitos del cantante

Con las formas de "un documental en papel" y más de 200 testimonios guiados por "la lealtad inquebrantable" de un ejército del que forman parte gentes tan diversas como Joan Manuel Serrat y Rafa Nadal, familiares y amigos, llega mañana a las librerías "#Vive", la biografía autorizada de Alejandro Sanz.

Para su autor, Óscar García Blesa, se trata del primer libro que cuenta "el viaje completo de un personaje fundamental de la cultura española, desde el Alejandro niño que quería cumplir su sueño de escribir canciones hasta hoy", cuando acaba de ser nombrado Persona del Año por la Academia Latina de la Grabación y se han cumplido 20 años de "Más" (1997), el disco más vendido de España.

Fue esa efeméride precisamente la que llevó a García Blesa a sugerirle a Sanz una serie de acciones, lo que incluía la publicación de esta obra, la reedición del citado álbum, la grabación del éxito "Y, ¿si fuera ella?" en formato coral, la organización de un histórico concierto el pasado verano en el estadio Vicente Calderón de Madrid y, en breve, también un documental."No fue nada difícil convencerlo", asegura el cronista y experto musical, quien se autoproclama la persona idónea para escribir este "#Vive" (Aguilar), después de dos décadas de conocimiento mutuo, parte de ellos trabajando codo con codo.Y eso que, según reconoce, hasta 1995 no había escuchado ni una canción de Alejandro Sanz. Fue entonces cuando García Blesa entró a trabajar como comercial en Warner Music. "En 1995 ya era un artista que vendía muchísimo y me generaba unas comisiones enormes. Eso me hacía ser fan automáticamente", bromea el autor, que dos años más tarde pasó a ejercer como responsable de prensa de la discográfica."Provoca, entre los que han trabajado junto a él, un sentimiento de lealtad inquebrantable. Por mucho que te alejes temporalmente de su círculo laboral, sus peripecias y sus canciones, te mantienen cerca de él para siempre, como si se tratara de un cordón umbilical invisible", afirma en la introducción de la obra.Ese aspecto queda evidenciado a través de los testimonios de personajes como Íñigo Zavala, directivo internacional de Warner Music y el artífice de su primer fichaje, por el que se pagó una suma millonaria."Eso fue por su magnetismo y sus increíbles ganas de trabajar, de buscar siempre la canción que llegue a más sitios y más lejos. Es un ganador, pero nadie le han regalado nada", apunta García Blesa.Para él, su historia debía arrancar en la primera casa de Alejandro Sánchez Pizarro (Madrid, 1968) en el humilde barrio de Pueblo Nuevo, en una calle que, casualmente, lleva el nombre de Vicente Espinel, sacerdote, músico y escritor malagueño del Siglo de Oro que añadió a la guitarra su quinta cuerda."Crecer en un lugar así te pone los pies en el suelo. El hecho de que su padre fuera el típico artista de los años 60 que recorría las salas de toda España en un 600 le hizo saber que hay que trabajar mucho y que el éxito no es gratuito", indica García Blesa.Al abordar la redacción, acordó con el protagonista huir "de la clásica biografía" y, en su lugar, darle voz a la gente que lo ha acompañado a lo largo de su carrera."La memoria es así la gran protagonista del libro", con sus contradicciones mediante, en "una historia oral sin jerarquías, en la que el personaje que habla no es lo importante, sino el testimonio, de forma que en un mismo capítulo pueden convivir Penélope Cruz y un compañero de clase del colegio", subraya.Según García Blesa, que recabó a lo largo de un año incluso los relatos de artistas internacionales como Alicia Keys o Eva Longoria, el testimonio de mayor valor es el del propio Alejandro Sanz, que no solo prologa la obra, sino que también recuerda las cosas "como realmente sucedieron".En estas páginas surgen a la palestra detalles curiosos, como que Ramón Colom, entonces director de Televisión Española, planteó llevarlo a Eurovisión en sus comienzos o que por uno de sus cumpleaños recibió como regalo el máster de su auténtico primer álbum, aquel mítico "Los chulos son para cuidarlos" (1989) que firmó como Alejandro Magno.Más de 26 años después del éxito de "Viviendo deprisa" (1991), su primer gran éxito, es el artista español con mayor número de Premios Grammy, 20 latinos y 3 americanos, y le respaldan más de 25 millones de copias vendidas."Es un artista único y veo muy difícil que aparezca otro Alejandro Sanz", apostilla el autor de su biografía, amén de guionista del documental que verá la luz estas Navidades.


Fue esa efeméride precisamente la que llevó a García Blesa a sugerirle a Sanz una serie de acciones, lo que incluía la publicación de esta obra, la reedición del citado álbum, la grabación del éxito "Y, ¿si fuera ella?" en formato coral, la organización de un histórico concierto el pasado verano en el estadio Vicente Calderón de Madrid y, en breve, también un documental.

"No fue nada difícil convencerlo", asegura el cronista y experto musical, quien se autoproclama la persona idónea para escribir este "#Vive" (Aguilar), después de dos décadas de conocimiento mutuo, parte de ellos trabajando codo con codo.

Y eso que, según reconoce, hasta 1995 no había escuchado ni una canción de Alejandro Sanz. Fue entonces cuando García Blesa entró a trabajar como comercial en Warner Music. "En 1995 ya era un artista que vendía muchísimo y me generaba unas comisiones enormes. Eso me hacía ser fan automáticamente", bromea el autor, que dos años más tarde pasó a ejercer como responsable de prensa de la discográfica.

"Provoca, entre los que han trabajado junto a él, un sentimiento de lealtad inquebrantable. Por mucho que te alejes temporalmente de su círculo laboral, sus peripecias y sus canciones, te mantienen cerca de él para siempre, como si se tratara de un cordón umbilical invisible", afirma en la introducción de la obra.

Ese aspecto queda evidenciado a través de los testimonios de personajes como Íñigo Zavala, directivo internacional de Warner Music y el artífice de su primer fichaje, por el que se pagó una suma millonaria.

"Eso fue por su magnetismo y sus increíbles ganas de trabajar, de buscar siempre la canción que llegue a más sitios y más lejos. Es un ganador, pero nadie le han regalado nada", apunta García Blesa.

Para él, su historia debía arrancar en la primera casa de Alejandro Sánchez Pizarro (Madrid, 1968) en el humilde barrio de Pueblo Nuevo, en una calle que, casualmente, lleva el nombre de Vicente Espinel, sacerdote, músico y escritor malagueño del Siglo de Oro que añadió a la guitarra su quinta cuerda.

"Crecer en un lugar así te pone los pies en el suelo. El hecho de que su padre fuera el típico artista de los años 60 que recorría las salas de toda España en un 600 le hizo saber que hay que trabajar mucho y que el éxito no es gratuito", indica García Blesa.

Al abordar la redacción, acordó con el protagonista huir "de la clásica biografía" y, en su lugar, darle voz a la gente que lo ha acompañado a lo largo de su carrera.

"La memoria es así la gran protagonista del libro", con sus contradicciones mediante, en "una historia oral sin jerarquías, en la que el personaje que habla no es lo importante, sino el testimonio, de forma que en un mismo capítulo pueden convivir Penélope Cruz y un compañero de clase del colegio", subraya.

Según García Blesa, que recabó a lo largo de un año incluso los relatos de artistas internacionales como Alicia Keys o Eva Longoria, el testimonio de mayor valor es el del propio Alejandro Sanz, que no solo prologa la obra, sino que también recuerda las cosas "como realmente sucedieron".

En estas páginas surgen a la palestra detalles curiosos, como que Ramón Colom, entonces director de Televisión Española, planteó llevarlo a Eurovisión en sus comienzos o que por uno de sus cumpleaños recibió como regalo el máster de su auténtico primer álbum, aquel mítico "Los chulos son para cuidarlos" (1989) que firmó como Alejandro Magno.

Más de 26 años después del éxito de "Viviendo deprisa" (1991), su primer gran éxito, es el artista español con mayor número de Premios Grammy, 20 latinos y 3 americanos, y le respaldan más de 25 millones de copias vendidas.

"Es un artista único y veo muy difícil que aparezca otro Alejandro Sanz", apostilla el autor de su biografía, amén de guionista del documental que verá la luz estas Navidades.

Fuente: El Sol de México

Galeria
Redes Sociales
En Medios Sudáfrica se lleva la corona de Miss Universo 2017 Identifican a 2 asaltantes del ejecutivo de Televisa El equipo ideal de la semana 11 en la NFL Se duplica consumo de marihuana entre me... Prevén descenso de temperatura en la ma...